Grupo Joven

logogrupojoven2

   Dentro de la vida de una hermandad, una de las piezas fundamentales, es la gente joven, en ella nos fijamos para ver su valentía, descaro y ganas de trabajar.Por ello dentro de la cofradía se está trabajando para poder crear el ambiente necesario para que este parte de la hermandad tome la fuerza necesaria para ser capaz de realizar sus propios actos y reuniones.

Proyecto Banco de pelucas: por una peluca mil sonrisas

 

Introducción:

Ajicam (asociación jiennense de cáncer de mama) nace en el año 2010, con la esperanza de apoyar y servir de ayuda a toda persona afectada por la enfermedad, así como a familiares que son un soporte esencial en el día a día. Somos pacientes que damos un apoyo emocional de paciente a paciente.

Pretendemos:

  • Apoyar a las personas con cáncer de mama y a su familia, aumentando su capacidad para enfrentarse a los problemas derivados de la enfermedad.

  • Actuar como punto de encuentro de todos los colectivos implicados.

  • Actuar como interlocutoras con las distintas administraciones.

  • Mejorar en lo posible la calidad de la vida de las personas afectadas.

  • Sensibilizar e informar sobre la enfermedad, su prevención y la detección precoz.

  • Divulgar publicaciones de interés para los asociados

  • Ofertar servicios de carácter físico o psíquico y/o social.

  • Apoyar a las mujeres afectadas a enfrentarse al día a día con el proceso de la enfermedad.

Justificación del proyecto:

Las personas que se encuentran en tratamiento oncológico sufren diferentes efectos secundarios derivados de la medicación, centrándonos en uno de ellos, la caída del cabello exponemos:

  • Alteraciones en el cabello

  • Caída del cabello

La caída del cabello, también llamada alopecia, es un efecto secundario frecuente del tratamiento quimioterápico. Se produce por la acción de los distintos fármacos sobre el folículo piloso provocando una destrucción del mismo y, por tanto, la pérdida del pelo.

Asimismo, existe la posibilidad de que la caída de pelo sea generalizada, es decir, que además de afectar al cuero cabelludo, también lo haga a otras partes del cuerpo como pueden ser axilas, brazos, piernas, cejas, pestañas, etc.

La alopecia secundaria al tratamiento con quimioterapia es reversible siempre, aunque el cabello puede crecer con características diferentes a las originales (color, textura, etc.).

Psicológicamente, las mujeres son las que más sufren por este tipo de alopecia.  Según un estudio sobre pelo y quimioterapia publicado en el año 2001 en la revista European Journal Cancer Care, más de la mitad de las mujeres encuestadas afirmaban que el perder el pelo era sin duda lo que más temían de la quimioterapia. Este temor es tan intenso, que cerca del 8% de las mujeres que tienen que someterse a este tratamiento piensan seriamente en no iniciarlo por este motivo.

Este miedo a perder el pelo se debe en gran medida a tres factores:

  • Afecta directamente a un aspecto clave en su aspecto y femineidad.

  • Es un síntoma que los demás pueden ver continuamente.

  • Es un constante recordatorio para ellas de que están siguiendo un tratamiento.

  • Este tipo de alopecia suele afectar a la autoestima de quienes la padecen. Aunque se esté mentalmente preparado gracias a las informaciones suministradas por el oncólogo o las enfermeras, el hecho de enfrentarse al espejo y descubrir que en muy poco tiempo se ha perdido el pelo es un golpe emocional duro de asimilar.

  • Las personas que reaccionan así ¿Cómo? podrían empezar a evitar situaciones que antes manejaban sin problemas. Algo tan sencillo como utilizar el transporte público se podría convertir en un obstáculo, por el temor a exponerse a las miradas de los demás aunque sean desconocidos. Esta evitación, junto a la baja autoestima y a la debilidad física que produce la quimioterapia, podrían desembocar en una depresión.

  • Ante esta situación, el mejor tratamiento a nivel psicológico es estar preparado para lo que va a venir, teniendo muy claro que una vez terminada la quimioterapia el pelo volverá a crecer. Durante este proceso, también puede ayudar el uso de complementos que camuflen la alopecia como pelucas o gorros. Con ellos, la persona podrá manejarse mejor en las situaciones que considere más delicadas.

  • Las células del folículo piloso que han quedado afectadas por la quimioterapia necesitan renovarse. Por ello, para reforzar el cabello nuevo son importantes los nutrientes beneficiosos que puedan añadirse en forma de complementos nutricionales especiales para el cabello.

Destinatarias:

La población diana a la que va destinada este proyecto son mujeres que están recibiendo tratamientos oncológicos y que sus ingresos económicos son muy bajos y/ o se encuentran en situación de exclusión social

Objetivos:

Ayudar a las mujeres destinatarias del proyecto en la adquisición de una peluca de manera gratuita, ya que debido a su situación económica no tiene posibilidad de adquirirla.

Fomentar la integración social de las mujeres destinatarias del proyecto.

Aumentar la autoestima de las mujeres afectadas por la enfermedad.

Acompañar en el proceso mediante talleres de higiene y estética.

Ofrecer talleres de cuidado de pelucas y de cómo ponerse un pañuelo oncológico.

Ofrecer la asociación como punto de encuentro con otras mujeres que se encuentran en su situación y que pueden ofrecerle alternativas para mitigar los efectos secundarios tanto físicos como psicológicos de los tratamientos.

Generar lazos de ayuda y crear relaciones de amistad, compañerismo y solidaridad.

Desarrollo del proyecto:

Ajicam (asociación jiennense de cáncer de mama) entre sus servicios ofrece un servicio de Banco de Pelucas. El precio de una peluca oncológica es de 300€ como mínimo.

Desde la asociación queremos ofrecer el servicio de Banco de Pelucas para mujeres que se encuentran en tratamiento oncológico y además tienen especiales circunstancias económicas y sociales y/o en riesgo de exclusión social.

En nuestro banco de pelucas, se recogen pelucas donadas (nuevas o usadas por otras pacientes) para su posterior cesión en título de préstamo a personas que lo demanden (servicio totalmente gratuito).

Las pelucas donadas por pacientes y que por tanto han sido usadas son trasladadas a una peluquería donde las limpian y tratan para que su estado sea óptimo para un nuevo uso.

Muchas de estas pelucas, en su caja, traen mensajes de energía positiva y buenos deseos por parte de la persona que dona la peluca hacia la mujer que va a recibirla.

Este proyecto genera vínculos especiales entre la paciente superviviente que dona su peluca, la nueva paciente que la recibe y la asociación.

Al ser un bien material que se puede limpiar y tratar para ponerlo de nuevo en uso, este se puede reutilizar tantas veces como sea demandado, de ahí que con una peluca podamos hacer felices a muchas mujeres.

Los criterios para dar las pelucas que consigamos son los siguientes:

Mujeres sin pareja, con hijos y en situación de desempleo

Mujeres sin pareja, con hijos y con trabajos precarios

Mujeres con pareja, con hijos y en situaciones precarias

Mujeres en situación de desempleo

evangeliodeldia


NuevoHermano

caridad